Proyectos y programas

Número 7, febrero 2012

Regresar...

Del diseño de programas, materiales y recursos.
La experiencia del escritorio al aula
Erika Guadalupe Echauri Vargas*

Resumen

Dentro del diseño de un programa académico, debe considerarse el entorno del mismo, los insumos y los actores que serán directamente vinculados con la aplicación del programa, de esta manera “Autodeterminación y Aprendizaje” al tratarse de una Unidad de Aprendizaje Integrada (UAI) del Área Interdisciplinaria (AI) de “Sujeto y Aprendizaje”, se procuró diseñar estrategias que permitieran al estudiante analizar críticamente el proceso de construcción de su identidad y diseñar una trayectoria de vida acorde con sus habilidades, aptitudes y necesidades vocacionales. Buscando, mediante la metodología sugerida, el desarrollo de competencias, entrelazando los contenidos temáticos para lograr que el alumno interiorice los conocimientos convirtiéndolos en saberes prácticos, teóricos y vivenciales, que por consecuencia lleve de manera directa a los tres momentos de la evaluación: diagnóstica, sumativa y formativa. En conclusión, el desarrollo de programas para ambientes mixtos, es necesario que busque la mediación y asesoría permanente por parte del asesor, no dejando de lado la flexibilidad del mismo, la búsqueda constante de los momentos de autogestión y autoinstrucción respetando la diversidad de la población en necesidades personales y tiempos. Brindando la posibilidad de la retroalimentación continua mediante el contacto Asesor-Alumno, Alumno-Alumno, Asesor-Asesor.

Palabras clave: Diseño de programas, ambientes mixtos, asesoría, autogestión.

Dentro del diseño de un programa académico, debe considerarse el entorno del mismo, los insumos y los actores que serán directamente vinculados con la aplicación del programa.

En este caso específico se hablará de la Unidad de Aprendizaje Integrada de “Autodeterminación y Aprendizaje” que  pertenece junto con la UAI de “Arte y Cultura Regional” al Área Interdisciplinaria de Sujeto y Aprendizaje, primer área de la trayectoria de formación del Bachillerato General por Áreas Interdisciplinarias modalidad mixta.

La UAI de “Autodeterminación” corresponde en similitud a las unidades de aprendizaje de: Taller de habilidades para el aprendizaje, Diseño de plan de vida, y Autoconocimiento y personalidad programadas  para el BGC.

Conforme a las competencias planteadas para su logro  en la UAI,  se buscó un diseño de  estrategias que permitieran  al estudiante  analizar críticamente el proceso de construcción de su identidad y diseñar una trayectoria de vida acorde con sus habilidades, aptitudes y necesidades vocacionales.

De la misma manera, mediante las actividades planteadas  lograr una conciencia autocrítica donde se brindara la oportunidad al estudiante de modificar, restablecer y mantener  cuestiones que favorecieran su  crecimiento personal, convirtiéndose en el responsable de su proceso cultural y social mejorando su entorno mediato.

La metodología de trabajo sugerida para esta UAI es el “Aprendizaje Basado en Proyectos”; ésta busca la  construcción de un proyecto durante todo el curso, integrado por avances o microproyectos que logren complementar un “proyecto integrador”, el cual está directamente ligado al desarrollo de las competencias entrelazando los contenidos temáticos  para lograr que el alumno interiorice los conocimientos y los convierta en saberes prácticos, teóricos y vivenciales, que por consecuencia lleve de manera directa a los tres momentos de la evaluación: diagnóstica, sumativa y formativa, que arroje directamente el logro de las competencias.

El curso de “Autodeterminación” está  organizado de la siguiente forma:

Módulo I.  Autoconocimiento y personalidad

  • Proceso de individuación

  • Personalidad

  • Identidad y autoestima

  • Etapas del desarrollo humano

Módulo II. Habilidades para el aprendizaje

  • Habilidades informativas

  • Procesamiento de la información

  • Hábitos de estudio y estilos de aprendizaje

Módulo III. Diseño de plan de vida

  • Toma de decisiones

  • Elección vocacional/Perfil ocupacional

  • Proyecto de vida

Como principal propósito  se pretende que el estudiante analice críticamente su proceso de construcción de identidad y diseñe una trayectoria de vida según sus habilidades, aptitudes y necesidades vocacionales, mediante estrategias de autoconocimiento y el desarrollo de habilidades cognitivas y de aprendizaje.

Gracias a la organización del mismo, es posible plantear estrategias directamente relacionadas con el alumno favoreciendo su interiorización y socialización, logrando de esta manera la adquisición de saberes.

Una de las grandes ventajas de esta UAI, radica en que el trabajo del alumno comienza, se dirige y culmina en su aprendizaje vital, de esta manera los saberes adquiridos se vuelven totalmente significativos, porque consigue apropiarlos a su situación de vida.

El desarrollo de las actividades en su mayoría implica el trabajo personal e individual, sin embargo en los cierres de tema se incluyen aspectos del trabajo colaborativo como la socialización y retroalimentación de pares.

Desde el inicio se plantearon tres avances de proyecto, correspondientes al módulo I, que  implica una autobiografía donde se logra focalizar e identificar la personalidad del estudiante, su proceso de madurez y tomar conciencia de sus emociones y el control de las mismas. Dentro del módulo II  se retoman las habilidades para el aprendizaje y el proceso de información, en este módulo específico el alumno desarrolla un “FODA” donde determina e identifica  las  fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que dependen y no dependen de él. De esta manera se vuelve consciente de lo que está a su alcance modificar y cambiar, y de lo que no le es posible. Para el módulo III, retoma su autobiografía, la situación del análisis de vida mediante el FODA y lo complementa visualizando su proyecto de vida, anexando su futuro deseable y su proyección profesional, ocupacional, familiar, laboral, económica, sociocultural, entre otras.

Dentro de la evaluación se plantearon formatos de autoevaluación y coevaluación,  donde los alumnos lograran identificar y hacerse responsables de su nivel de adquisición de saberes,  así como rúbricas específicas para la evaluación de actividades varias.

Al llevarse a la práctica en un grupo de BGAI de calendario 2011S,  asignado a la Preparatoria número 8,  se trabajó durante tres semanas  dividiendo el curso aproximadamente en  un módulo por semana. El trabajo presencial  se realizó los sábados de ocho de la mañana a las dos de la tarde. Con sesiones virtuales en plataforma los días lunes, miércoles y viernes de nueve a 10 de la noche, teniendo en este espacio virtual la posibilidad de establecer un vínculo de comunicación directa con los alumnos mediante foros en plataforma, correo electrónico asignado en el que se brindaba la oportunidad  de retroalimentaciones y corrección de  actividades antes de subir a plataforma, de otra manera las sesiones presenciales eran encaminadas a la retroalimentación de pares y reflexión del trabajo.

Tomemos como ejemplo el módulo III,  “Diseño de plan de vida”. Para iniciar este módulo se presenta  un caso animado llamado “Pedro”, donde se narra de manera visual la vida de un personaje de aproximadamente 20 años de edad, el cual puede coincidir con la situación de vida de los alumnos en alguno de sus momentos. Este personaje se encuentra en un dilema sobre su vida futura, la falta de recursos económicos no le permitió estudiar de forma escolarizada,  y es hasta este momento de su vida que  le es posible integrarse a una educación semiescolarizada; Pedro debe decidir qué hará con su vida desde ese momento en adelante; se muestran las habilidades  y aptitudes del personaje en cuanto al entorno ocupacional. Después de revisar el material audiovisual, el alumno reflexionará por equipos: ¿De qué manera se identifica con el personaje? ¿Cuál es su percepción sobre las decisiones que debe tomar Pedro? ¿Qué debería considerar como prioridades el personaje?  Después del análisis grupal,  deberá terminar con una conclusión personal sobre su estado actual y la previa visualización de su futuro.

Enseguida se trabaja la toma de decisiones, revisando una lectura sobre asertividad, previo a la lectura el alumno reflexiona de manera personal sobre las decisiones que ha tomado a lo largo de su vida, de cuáles se arrepiente, de cuáles quisiera una segunda oportunidad, de cuáles no se arrepiente y su experiencia posterior a ellas.  Con el apoyo del material sobre “asertividad” se realiza una plenaria grupal, en la que se establecen mediante lluvia de ideas los pasos que deben seguirse para tomar una decisión asertiva; se plantea un caso de análisis, en el cual los alumnos deben decidir de la forma más asertiva posible. Concluyendo la primera parte del módulo, en la segunda mitad del mismo se revisa el perfil profesiográfico, donde el alumno retomando sus materiales del primer y segundo módulo, separará sus habilidades, oportunidades, preferencias vocacionales, los tiempos y los costos. Después de tener la exploración, se revisa un test sobre “perfil vocacional” el cual integra a su análisis, donde debe previsualizar tres opciones que estén acordes con lo que desea, con lo que realmente le es posible. Para finalizar el módulo y realizar el último avance de su proyecto integrador, el alumno acude al material de apoyo y revisa la lectura “Proyecto de vida, tu futuro en libertad”, en el cual se realiza una retroalimentación sobre lo que proyecta para su vida futura tomando en cuenta todos los elementos de su entorno, su espacio familiar, laboral, de pareja, social, profesional, académico y algún otro que sea relevante para él.

Con dichas actividades se proyecta el logro de las competencias sugeridas por el MCC, como es el caso de “Se conoce y valora a sí mismo y aborda problemas y retos teniendo en cuenta los objetivos que persigue. Participa y colabora de manera efectiva en equipos diversos.” Rescatando atributos como:

  • Identidad: Diseña y emprende proyectos en los que considere su autoconocimiento, autoestima, pensamiento crítico y respeto a la diversidad, tomando en cuenta las dimensiones que intervienen en la conformación de su personalidad e identidad.

  • Autonomía y liderazgo: Desarrolla sus capacidades  de autonomía y liderazgo para la toma de decisiones, enfrentamiento de riesgos y resolución de conflictos.

  • Pensamiento crítico: Sustenta una postura personal integrando informadamente diversos puntos de vista, utilizando su capacidad de juicio.

El entorno del trabajo resulta propicio en cuanto a los insumos y actores, puesto que se encontró con total disposición por parte de los alumnos pese a las discrepancias y heterogeneidad encontradas en tiempos, edades, ocupaciones e ideologías, en su mayoría están comprometidos con el trabajo.

Si pudiera contextualizarse un “problema” es la utilización de las TIC por parte de los alumnos, pues pese al desarrollo de una “guía de aprendizaje”   donde encontraban las actividades desarrolladas y los recursos  y la posibilidad de tenerla en formato electrónico y físico, se les dificultaba a algunos  revisar las actividades, lecturas y evaluaciones en formato electrónico. Cabe destacar que previo a cursar la UAI se lleva un curso de inducción donde se capacita al alumno para el uso de la plataforma, pero aun así se presentan dificultades y renuencia  por  el recurrente uso de las TIC.

Al finalizar el curso  se logró advertir la importancia de otorgar  mayor tiempo a la aplicación de la UAI o reducción de las unidades temáticas específicas y/o lecturas y actividades de aprendizaje; desarrollar estrategias previas diagnósticas para  el uso de las tecnologías por parte de los alumnos, y mayor tiempo en sesiones virtuales.

Después de un análisis estratégico se desarrolla el rediseño del curso, en este caso en tres semanas, no sufriendo modificaciones al contexto, competencias y objetivos, sin embargo sí se  aumenta un foro por tema y no uno por módulo como se estableció en un inicio.  En cuanto a los recursos   se compactan tres lecturas del módulo I, que en total sumaban 200 páginas para una semana quedando un compilado de lecturas de 100 páginas para todo el módulo; en cuanto al módulo II se anexa un caso animado  con un personaje,  facilitando de esta manera la comprensión de las lecturas sobre las habilidades del aprendizaje. Tanto el módulo III como las evaluaciones no sufrieron modificaciones.

Además, se sugiere a los asesores que al impartir el curso muestren accesibilidad para permanecer en contacto  virtual  mediante los foros durante toda la semana, evitando así que el alumno se sienta solo en el acompañamiento necesario para tal fin.

A manera de conclusión se destaca que en el desarrollo de programas para ambientes mixtos, es necesario que se busque la mediación y asesoría permanente por parte del asesor, no dejando de lado la flexibilidad del mismo, la búsqueda constante de los momentos de autogestión e autoinstrucción, respetando la diversidad de la población en necesidades personales y  tiempos; brindando la posibilidad de retroalimentación continua mediante el contacto Asesor-Alumno, Alumno-Alumno, Asesor-Asesor.

Las estrategias deben ir encaminadas a la integración de habilidades, conocimientos y actitudes, que permitan al alumno una formación integral con información que lo ayude a adaptarse, comprender y modificar su contexto  adquiriendo saberes necesarios, tomando en cuenta una formación humanística, científica y tecnológica. Y de esta manera el logro de la competencia  esté rodeado de  herramientas y medios suficientes y pertinentes.

 

* Colaboradora académica de la Dirección de Educación Continua, Abierta y a Distancia, asesor del BGAI en la escuela Preparatoria número 8  del Sistema de Educación Media Superior de la Universidad de Guadalajara, erikaechauri@gmail.com

Regresar...